viernes, 20 de enero de 2012

UN POCO DE MICROHISTORIA

Gianni Rodari
Casi nada...

¿Conocen a Gianni Rodari? ¿Su historia? ¿Su vida? ¿Su obra?

Pues si no le conocen, deberían buscar qué es eso de La Gramática de la Fantasía y El Arte de Inventar Historias.

Los libros de Rodari han sido (y son) capitales en la educación infantil y primaria, porque ponen en marcha el afán por la lectura, la imaginación, y la creatividad de niños y niñas.

Sin embargo, hay muchos docentes que ya han trabajado a Rodari y buscan nuevas experiencias.

Todo este proyecto nace de la mano de Augusto Monterroso y sus microhistorias. El Dinosaurio es una de las mínimas historias más conocidas del autor. En una sola línea cabe prácticamente todo.

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí."

Cuando llevé los microrrelatos por primera vez a un aula de primaria, no tenía ni la más mínima idea del mundo de posibilidades que se abría ante mi. Curiosamente, la primera vez que hablé de El Dinosaurio de Monterroso, lo hice en un colegio genovés, en la Italia de mi admirado Gianni Rodari. Nada podía haberme hecho más ilusión. Allí los niños colaboraron con la historia, y durante 50 minutos deliberaron sobre si aquella frase era un cuento, si era un principio, si era, por el contrario, un final. Si sucedía en Italia, en el país natal de Monterroso o en un país imaginario. Si el que despierta es Dino, o el autor, o el lector, o un amigo de Dino. Si es un amigo, qué amigo es. Si despierto yo, dónde despierto, por qué, cómo. Si hay un sueño dentro de un sueño. Si hay una mariposa. Si no la hay. Finalmente acordamos unas directrices. Y cada uno hizo su propia historia. E ilustró su propia historia.

Desde aquel día, Monterroso fue muy querido por aquellos alumnos de primaria (8 años). Y ya nunca olvidarían dónde está ubicada Honduras. Por eso los microrrelatos marcan, dejan huella. Porque el lector se convierte en creador. Puede opinar, puede crear el mundo de sus personajes. E incluso a los personajes mismos. Un pequeño lector necesita algo verdaderamente motivador que le haga querer saber más. Leer más. Un maestro encontrará en los MICRORRELATOS una herramienta valiosísima para despertar la curiosidad en los niños, para motivarles, para animarles en la lectura y desarrollo de la compresión lectora.

¿Necesitas un nuevo plan de animación a la lectura?

4 comentarios:

  1. Muy interesante la idea de los microrrelatos... Me gustaría acceder si fuera posible a la historia del dinuosaurio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/monte/dinosau.htm

      Eliminar
  2. Cuando conté el micro de Monterroso por primera vez en mi cole, se quedaron boquiabiertos. No sé si porque aparecía un dinosaurio ! QUE LES FASCINAN! o porque en sus cabezas se abrió una puerta para crear.
    El resultado ESPECTACULAR. Algún día os comentaré alguna de las perlas que sacamos de todo aquello.
    Un besuco

    ResponderEliminar
  3. Cuéntanos cuando quieras lo que quieras.
    Y si son perlas, mejor.

    ResponderEliminar