viernes, 10 de febrero de 2012

MICRORRELATO SOBRE LA EMOCIÓN DEL AGUA

Durante el curso pasado, hicimos un proyecto sobre la ciencia. Les gustó tanto que siempre proponen repetirlo. En él, trabajamos entre otros, experimentos con agua. Una de las actividades que hicimos es dejar deshacer un cubito de hielo en líquido.

A veces, los niños/as de infantil, creen que las emociones de las personas las pueden aplicar a las cosas o los objetos.

Un día, mientras hablábamos del agua un niño me dijo:

- ¿Sabes profe?, ¡el agua estaba emocionada!.

- ¿Pero se puede emocionar el agua?- les pregunté.

- Una niña me respondió, convencidísima, que sí podía.

Seguimos hablando sobre el tema, hasta que uno de ellos me dijo, que el agua a veces lloraba.

Nos explicó que en alguna ocasión, cuando él iba al cole, le caía agua de los tejados y no llovía. Y eso era, que el agua lloraba.

Pensamos, hablamos, dijimos muchas más cosas sobre esta idea y como nos gustó tanto, la anotamos para hacer un microrrelato.

2 comentarios:

  1. Siempre he sabido que los niños tienen mucha imaginación, piensan y les fascinan cosas que a los adultos se nos pueden escapar o pasar desapercibido. Me parece un método genial el trabajar con microrelatos, ya que se basa en contenidos que han salido de los niños y que realmente les interesa.
    Yo desconocía esta metodología de enseñanza y ahora creo que esta es la forma más efectiva de aprendizaje.
    Gracias por enseñarnos algo tan valioso!

    Janire Pérez (Alumna de Educación Infantil)

    ResponderEliminar