viernes, 3 de febrero de 2012

SEGUNDO

No escribas nunca para tus contemporáneos, ni mucho menos, como hacen tantos, para tus antepasados. Hazlo para la posteridad, en la cual sin duda serás famoso, pues es bien sabido que la posteridad siempre hace justicia.


A. Monterroso

Ya lo sabes, escribe. Y si es para los niños, mejor. Ellos serán la posteridad que hará justicia. ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario