viernes, 30 de noviembre de 2012

TARDE DE MICROS EN VENTA DE BAÑOS (DIPUTACIÓN DE PALENCIA)

El jueves 29 en la biblioteca de Venta de Baños (y gracias a la Diputación de Palencia y a la colaboración del Ayuntamiento de Venta de Baños), los microrrelatos saltaron del baúl directamente a la cabeza de los niños y niñas que nos acompañaron. Os agradecemos vuestra atención y participación. Lo pasamos muy muy bien y esperamos que vosotros también. Y para muestra, un botón:
                                         
                                                            UNO MÁS UNO

Había una vez un número 1 que vivía dentro de un cuaderno. Él creía firmemente que era el cuello de una jirafa. Tenía muchos amigos: otros números uno, el cero y el dos,el tres, el cuatro, el siete, el ocho y el dos mil. También era amigo de los negativos, como el -1.
Cuando sus amigos le dijeron que no lo era, todo careció de sentido. Lloró amargamente (hasta para llorar era el número Uno).
Cuando los números se juntaban iban al parque y a visitar a los números miles. También iban al colegio, a hacer una fila, saltaban de libro en libro y llegaban hasta Valladolid.
A veces iban a contar, a leer, a sumar, a restar, a multiplicar y a dividir. Pero aún así, el número 1 seguía triste, porque no era el cuello de la jirafa.
Un día, se reunieron muchos números en una casa para jugar, porque hacía mucho frío. 
Alguien le dijo: 
- No estés triste. Eres un número 1 estupendo. Cuando te pintas con las pinturas de Gustavo y Rodrigo estás muy guapo y te podemos distinguir entre tanto número Uno. Cuando te juntas con tus amigos puedes formar un montón de números diferentes. Y a mí me gustas mucho.
Y ¿sabéis quién era ese alguien? Era un número Dos disfrazado de Uno.
También había un número 9, que como todos sabéis es policía y le dijo que con todos sus amigos podía hacer grandes cosas. y que no se preocupara, que le iban a regalar un cuadro de una jirafa.
De repente apareció un perro llamado Socio que chupó a todos los números y todos rieron a carcajadas porque les hacía cosquillas.
Y así acaba la historia del número uno, que lloraba y lloraba porque no sabía quién era.

-- Hay quien asegura que Socio, el perro, era un vampiro un poco despistao, pero esa es ya otra historia.


Y colorín colorado....
¡un micro se ha terminado!








NOTA:

hemos retirado las fotos de los niños y niñas con sus dibujos porque faltan algunas autorizaciones por firmar por parte de los padres y madres. Cuando vayáis a la biblioteca y firmadlas los que faltéis y volveremos a colgar las fotos de los pequeños artistas de Venta de Baños.
Muchas gracias.






2 comentarios:

  1. Menuda chulada de cuento y menudos artistas!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena a todos los niños y niñas de Venta de Baños, por su imaginación y creatividad. Seguro que muchos niños de otros pueblos y colegios van a leer esta historia y les va a encantar.
    Muchas gracias a Chelo, la bibliotecaria por ayudarnos a crear el ambiente y por supuesto por su colaboración.

    ResponderEliminar