viernes, 26 de abril de 2013

MICRORRELATO DE LA PRIMAVERA EN VENTA DE BAÑOS

                                             EL INVIERNO SE TIENE QUE MARCHAR


Había una vez un perro que se llamaba Socio. Tenía manchas negras, orejas grandes y una cola muy grande que movía en círculos cuando estaba contento.
Lo que más le gustaba a Socio era ver las puestas de sol, visitar las estaciones, ir a la biblioteca a leer, ir al bosque y a la montaña a  vivir aventuras y que le cortaran el pelo. No le gustaba nada las cosas violentas como pegarse con otros perros y tampoco le gustaba la primavera, porque le encantaba revolcarse en la nieve.
Socio vivía en una casa de pueblo, cerca de un bosque, con otros amigos perros y juntos disfrutaban de las estaciones.
Cierto día escuchó una voz que venía del bosque y que decía:
-          No tengo nada en contra de la Primavera. Y me entristece mucho no poderla ver.
Socio se acercó, pero no vio a nadie. Pudo distinguir una casa con nieve y se dio cuenta de que era el Sr. Invierno, que estaba recogiendo sus cosas.
Recogía los carámbanos, la nieve, el agua, el frío, los esquís, los gorros y las bufandas.
-          ¿Por qué te vas?, dijo Socio.
-          Porque viene la Primavera y yo tengo que irme al otro lado del mundo. Nos tiene que traer flores, sol, calor, plantas, bichos, insectos palo, avispas y muchas cosas más.
Socio le dijo al Sr. Invierno, que podía dejar algo de recuerdo para la Primavera.
Así que Socio le llevó a la Primavera un poco de nieve y un gorro y la Primavera le dio una hoja verde al Sr. Invierno.
Socio estaba muy contento porque se quedó con un poco de nieve.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

1 comentario:

  1. Fue una sesión muy bonita y como testimonio la ilustación del microrrelato EL INVIERNO SE TIENE QUE MARCHAR la podéis disfrutar en el mural de la biblioteca.Gracias que no sea la última.

    ResponderEliminar